Javier Rosano. Un poquito de fotografía

Fotografía: Making Of

El lado invisible de la fotografía

La importancia de estar preparado

En el artículo anterior hablaba de como preparar una salida nocturna: luminosidad, horario y posición de la luna, búsqueda de la mejor ubicación, etc. Muchas de mis salidas son así, escogiendo el momento y el lugar de antemano. Este artículo trata sobre el resto de fotografías, aquellas que nos encontramos durante un viaje o un paseo de manera imprevista.

Nunca sabes donde puede estar la fotografía de tu vida. ¿Nunca habéis estado en un sitio y os habéis arrepentido de no llevar la cámara, el trípode o algún flash? A mí me ha pasado ya varias veces, pero ahora, cada vez que salgo de viaje, me gusta llevar el máximo equipo posible: una mochila con la cámara, objetivos, filtros, disparadores y trípode, y una segunda con dos flashes, disparadores inalámbricos, paraguas y pies para los flashes. Esta “manía” me ha salvado más de una vez de perderme una foto preciosa. A continuación os contaré una de esas ocasiones.

Llevaba casi un año queriendo hacer un retrato en una estación abandonada de tren (tenía incluso varias localizadas en la provincia de Segovia) pero aún no había encontrado el momento. Hace menos de un mes, durante la vuelta de un viaje de fin de semana, encontré cerca de la A-1 una estación abandonada de tren. Llevaba todo el equipo en el coche así que decidimos parar. Justo cuando llegamos se estaba poniendo el sol, así que tuve el tiempo justo de montar los flashes, colocar el paraguas y hacer alguna prueba hasta conseguir igualar la fuerte luz frontal del sol con los flashes.

Canon 450D, Sigma 10-20. 10 mm, f/6.3, 1/100 sg e ISO 100. Un flash con paraguas a la izquierda y otro desnudo a la derecha de la cámara.

Finalmente, y justo cuando el sol desaparecía por el horizonte, hice la foto que había buscado durante mucho tiempo y había podido hacer gracias a que llevaba el equipo de iluminación conmigo.

Canon 450D, Sigma 10-20. 10 mm, f/5.6, 1/400 sg e ISO 100. Un flash con paraguas a la izquierda y otro desnudo a la derecha de la cámara.

Conclusión: cuando viajes, lleva todo el equipo que puedas…siempre que quepa en tu maletero. Nunca sabes donde puede estar la fotografía de tu vida por lo que es importante estar siempre preparado. En mi caso, esta foto me ha compensado todas las veces que he cargado con equipo que no he llegado a utilizar.

Deja un comentario